viernes, 4 de marzo de 2016

50 Consejos para emprender un negocio

¿Sabes cómo emprender un negocio? ¿Te gustaría dar la vuelta a tu situación personal y comenzar un proyecto personal laboral? El autoempleo puede ser la solución.

La situación económica de lo últimos años ha dejado a muchas personas sin trabajo y con pocas posibilidades para encontrarlo.

Hay mucha gente con estudios, con o sin experiencia laboral, que no ven oportunidades de futuro, ya que las empresas y la administración contratan a un ritmo muy bajo.

Existen dos salidas a esta situación de escaso empleo: buscar oportunidades en otros países o emprender una actividad laboral por cuenta propia (autoempleo).

Al final del post hay un vídeo muy interesante sobre cómo convertir nuestros sueños en realidad. Seguro que te gusta.



Guía con consejos para emprendedor



Pero emprender no es fácil. Hay que tener en cuenta muchos factores para ser un emprendedor con posibilidades de triunfar.

Guía para ser un emprendedor de éxito


1- Asegúrate de emprender un negocio que te apasione. Será muy difícil mantener viva la ilusión si no te apasiona lo que haces.

2- No empieces si no tienes un plan de negocio viable. En tu plan debes incluir objetivos, medios disponibles y presupuestos.

3- Acostúmbrate a vivir con incertidumbre. Algunas personas necesitan tener todo controlado. Cuando emprendes, hay muchos factores que no dependen de ti. Puedes crear las mejores condiciones que estén en tu mano, pero no tendrás todos los parámetros bajo control.

4- Si tienes un equipo, se el líder del equipo. No seas sólo el jefe. Forma un buen grupo y motívalo. Consigue que cada miembro del equipo aporte lo mejor de sus habilidades.

5- No pierdas el foco. Céntrate en tu producto o servicio. El resto de tareas las puedes subcontratar. No te pierdas en las actividades que no constituyen el corazón del negocio.




6- Haz un estudio de mercado previo antes de invertir en una idea. Tienes que ofrecer lo que la gente necesita, no lo que te gustaría.

7- No esperes y ¡arranca ya! Una vez que tienes una buena idea y has decidido empezar a emprender, no le des más vueltas y empieza.

8- Motiva a tu red comercial. Capta buenos profesionales, dales una buena formación y consigue que estén muy motivados.

9- Sé realista. No comiences a emprender con un plan de negocio fantasioso. Ten objetivos alcanzables y razonables.

10- Ten previsto lo inesperado. Seguro que suceden imprevistos que no estaban en tus planes iniciales. No te desilusiones y busca la solución más adecuada.

11- Sé flexible. Aunque debes ser fiel a tu plan de negocio, deja espacio a posibles cambios. No te obsesiones con seguir el plan al pie de la letra.

12- Exige a tus proveedores. Incluye penalizaciones en los contratos de suministros. Si un proveedor no se quiere comprometer, busca otro.

13- Invierte en buenas herramientas de trabajo. No permitas que un ordenador obsoleto o una mala conexión de Internet entorpezcan tu labor.

14- Asesórate. Busca personas que te aporten consejos de forma desinteresada en los aspectos que no domines.

15- Ten todo por escrito. Tus ideas, oportunidades, apuntes sobre clientes... No te fíes de tu memoria, te fallará.

16- No te olvides del aspecto legal y fiscal. Haz las cosas bien desde el principio, no permitas que un excelente negocio se estropee por no tenerlo "bien vestido".




17- Ten una buena planificación comercial. No olvides ningún canal de promoción. En la actualidad, el marketing online y las redes sociales ofrecen excelentes canales de promoción, pero no te limites sólo a estas formas de comunicación. Por ejemplo, puedes utilizar Instagram para promocionar una empresa.

18- En algunas ocasiones, trabaja gratis. Para darnos a conocer, a veces hay que regalar nuestro servicio por un tiempo limitado.

19- No dispares a todo con tu producto. Céntrate en un nicho de mercado para especializarte. Conseguirás un conocimiento muy valioso para conseguir nuevos clientes en ese nicho de mercado.

20- Separa lo personal de lo profesional. No dejes que la amistad te lleve a aceptar proveedores poco competitivos o clientes problemáticos. La mezcla familia+negocio puede ser explosiva.

21- Cuando tu proyecto empiece a funcionar, no tengas prisa por crecer. Crecer implica recursos humanos y financiación, es decir, asumir más riesgos.

22- Fórmate. No dejes nunca de aprender. Actualiza tus conocimientos y habilidades.

23- Ofrece un valor añadido a los productos de la competencia. Diferénciate en algo.

24- Tu estimación inicial de tiempos está mal realizada. Seguro. Vas a tardar más de lo que esperas en poder lanzar un producto, en conseguir nuevos clientes, en cobrar tus primeros trabajos... Cuenta con ello y no te llevarás desilusiones.

25- Valora los riesgos de forma adecuada. No tengas comportamientos "suicidas" con tu empresa. Reparte el riesgo en varios clientes y no aceptes aventuras que puedan hundir tu negocio.

26- Si notas que la actividad en tu sector se está ralentizando, toma medidas. No esperes a que sea demasiado tarde y tu empresa acabe en una situación irreversible.

27- Pide un precio adecuado por el producto o servicio que ofreces. No regales tu esfuerzo, pero tampoco pidas demasiado. Busca tu lugar exacto en el sector de tu actividad.

28- Aprende a delegar. No quieras hacer todo. En muchas tareas de una empresa es suficiente una buena supervisión. Deja a los profesionales que hagan su trabajo.

29- Busca la inspiración en negocios parecidos al tuyo que funcionan bien. ¿Qué es lo que están haciendo bien? No copies directamente, pero analiza los éxitos ajenos y adáptalos a tu filosofía.

30- Si tienes una nómina y puedes mantenerla, hazlo. Es un doble esfuerzo, pero tendrás un salvavidas. Cuando la empresa haya arrancado y sea viable puedes "soltar el salvavidas".

31- Ten un fondo de tesorería para resistir a la épocas más flojas de negocio.

32- Especialízate en un único producto o servicio. No quieras ofrecer de todo.

33- No olvides a tu competencia. Estudia y analiza los movimientos de tus competidores. No te quedes fuera del mercado y actualízate si es necesario. Acude a ferias para descubrir por dónde se mueve tu sector.

34- Las relaciones humanas son muy importantes. Haz networking para conocer a gente.

35- Ten en cuenta los plazos de pago de tus clientes, en especial si trabajas con la Administración Pública. Una mala gestión financiera puede acabar con cualquier emprendedor.

36- Ofrece un trato cercano y personalizado a tus clientes. Las grandes empresas no pueden hacer ésto. Tienen servicios de postventa que les despachan para cumplir objetivos estadísticos.

37- Aprende del fracaso. Cuando emprendes, los fracasos son inevitables. Admite tus errores, identifica el fallo y continúa. No dejes que un fracaso eche a perder tu negocio.

38- Sé perseverante. Aparecerán obstáculos y problemas, confía en tu proyecto y sigue adelante.

39- Crea una cultura de trabajo eficiente en tu empresa. Aunque seas un líder flexible, exige a tus empleados que se esfuercen y cumplan con sus objetivos.

40- No dejes de invertir en marketing y publicidad, aunque sea en cantidades muy pequeñas.

41- Define las tareas de los socios. Es importante que cada socio sepa cuál es su papel. Las funciones de cada uno deben quedar establecidas por escrito, para evitar malos entendidos y problemas futuros.

42- No contrates empleados hasta que cuentes con ingresos estables. No confundas picos de ventas con necesidades de personal a largo plazo.

43- Acepta a todo tipo de clientes. Las buenas oportunidades pueden llegar de donde menos te lo esperas. Nunca sabes con quién estás tratando al principio de una relación comercial.

44- Sé un buen profesional. Cuida tanto la imagen de tu empresa (página web, presentación de empresa, perfiles sociales, tarjetas de presentación...) como tu imagen personal.

45- Cuando selecciones un proveedor, pide al menos tres presupuestos para comparar y pide un descuento siempre.

46- Cuida a los clientes. Una vez realizada la venta o la prestación del servicio, mantén el contacto. Si tienen una nueva necesidad, será más fácil que recurran de nuevo a tu empresa.

47- Se generoso con tus empleados. Comparte los éxitos de la empresa con el equipo.

48- No te la juegues a una sola carta. Muchos proyectos se quedan por el camino aunque sean buenos. Diversifica.

49- Atrévete. No te cierres a hacer algo si no lo dominas. Todo se puede aprender si te esfuerzas y tienes interés.

50- Evita endeudarte. En la medida de lo posible, no contraigas deudas hasta que tengas un flujo de caja continuo que te permita atender los intereses y las devoluciones de capital.

Hace un tiempo vi un vídeo sobre cómo se puede desafiar nuestra zona de confort y atrevernos a perseguir nuestros sueños. Me encantó y estoy seguro que te va a gustar. Aquí lo tienes:


¿Te ha gustado el artículo?

¿Lo compartes con tus amigos? ¡Muchas gracias!

Te puede interesar este post que explica cómo ser un experto en Facebook.